jueves, 30 de diciembre de 2010

No hay nada escrito.




¿Buscabas mi mirada en las nubes
en la noche de ayer?
Tal vez la viste perdida…
Porque yo me perdí así…
Hurgando en los cielos
buscando una razón
que nunca pude ver.

¿Me llamaste con un canto lacónico
en medio de una fría madrugada?
¿Me pudiste abrazar en tus sueños
creyendo que era cierto?

¿Salvaste distancias en tu mente
intentando recobrar solo un instante
para perdonarte a ti mismo?
¿Comiste de mi confianza y al final supo agrio?
¿Dormiste tranquilo?
¿Pudiste sonreír en tu interior?

Yo me caí de mi cuerpo
y perdí el balance.
Me aferré a ese cielo negro sin estrellas
que se llamaba vacío
Y no pude dejarlo ir…
Mi desgracia llamándome
y al fin me tuvo encadenada,
aferrada a su piel de hierro.
Fría como la tiranía de tu cuerpo.

Soy esclava de tus oraciones sucias
y las mentiras sosas.
Doy lástima en las calles
donde las farolas me alumbran
con luz cegadora.

De caminar y ver tus amistades falsas…
creo que soy cada vez más íntegra.
Y sonrío en mi interior
cuando repaso las fábulas de la noche
que me negabas antes de dormir.

Y reúno las pastillas una vez prescriptas
y las lanzo al aire como confeti.
Y sigo caminando al cielo en letras de poetas fallecidos.
Malgastando mi tiempo, tu tiempo y el reino de los vencidos
Contando hacia atrás, hasta encontrar un destino.

Cubriéndome la boca para no suspirar
pero con los ojos bien abiertos
para verte vivir, para verte extinguir.
Para ser siempre consiente
Y tener siempre presente
en qué no me debo convertir.

Salir a jugar
Sin importar las condiciones del terreno
El error es pensar que todo esta escrito
La vida es una y este es el partido



******************************************



2 comentarios:

  1. Precioso, como siempre. ^^
    Espero que tengas un año nuevo genial!

    ResponderEliminar

Reacciona!