viernes, 13 de diciembre de 2013

Un FELIZ año que se va! :D

Me gusta, cuando llega fin de año hacer un resumen. A modo de catarsis o de pasar “en limpio” simplemente, está bueno recapitular, recapacitar…recordar.
Primero que nada he retomado mi senda espiritual luego de tantos años que si bien estaba con el deseo, no lo tomaba en cada respiración a modo de aire fresco. Es bueno sentirse en paz con un mismo, no hay nada que se le parezca, es único y lo más importante.

Lo más genial que me ha pasado es estar en cada momento de aprendizaje con mi hija. Ver cada progreso que hace es lo más mágico y reconfortante. Ese amor que jamás imaginé sentir y que late continuamente.
El amor de pareja, con mi compañero, amigo y confidente. Hemos tenido nuestros momentos difíciles, como todos, pero nada importante y todo ha sido pasajero y parte del proceso en el que nos adentramos al conformar una familia. Cada día me doy cuenta que no podría estar mejor con otra persona. Nicolás irradia luz y lo admiro como persona.

Este año ha sido crucial en cuanto a relaciones. Hubo desengaños con personas a las que llamé “amigos” (bueno, sola una en realidad) me decepcioné y caí en cuenta que desear la felicidad de otra persona no garantiza que los sentimientos sean recíprocos. Después de cierto tiempo ví todo con más claridad, pasé por una etapa de dolor pero también de esclarecimiento, donde tanto actos como palabras me ayudaron a ver que la envidia y el orgullo no van de la mano con la amistad.

No solo dejé de lado “amistades” sino también miembros de mi “familia” que eran y son totalmente negativos en mi vida y en la de quienes amo. La sangre es sangre, no significa nada. Lo que sí significa y mucho es el cariño, la honestidad y el amor que se desea dar. Me cansé de los abrazos interesados. Estoy mucho mejor solo con la gente amorosa.

Todo esto ha sido totalmente beneficioso para mí y mi crecimiento espiritual. Vi que las personas negativas y estancadas en su ego jamás podrán ser parte del amor que rige el universo y eso es algo bueno, me desaté de ellos y del cariño que sentí porque no son más que apegos ficticios.
Me siento llena y viva de sincerarme con el mundo y no esperar “peras del olmo” porque así deseo que los demás sean conmigo. No soy quien desean que sea, solo soy yo y eso ni siquiera es mi culpa ja ja.
Estoy rodeada de gente hermosa y bienintencionada de los cuales me siento orgullosa y son mi referente para seguir creciendo y aprendiendo. Son la mejor inspiración para ver claramente y estar alerta.
Por mi hija, por mi compañero, por mi familia de sangre y de corazón (amigos), por los allegados con los que compartimos afinidad, por mis perritos y mi tortugo…no lo voy a dejar afuera! Jeje


Todos son mi pequeño mundo, el que trataré de cuidar y mantener siempre sano. Un genial 2013, que nada sea en vano, que todo sea en vino! Salú!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Reacciona!