viernes, 25 de febrero de 2011

Tiemblo un poco


Y nunca es tarde para quedar quedar eclipsada en ojos negros
En una voz tan serena y tan profunda que puede hacerme temblar
Entre tanta luz la luna se escapaba, entre tanta oscuridad
Las estrellas se levantaban con tus palabras que podrían ser verdad.

Y puede parecer tan estúpido caer de rodillas ante tu cuerpo
Pero es que ya no me dejaste más aliento para seguir buscando
Ni puedo volver por la calle donde estaba transitando
Tu amor fue tierno, tu apetito caníbal me destrozó el cuerpo
Y tus caricias me asustaron, los besos me quemaron adentro
Tu sonrisa me devolvió el latir a un corazón quieto.

Y qué me importa ahora morir imaginando lo imposible
Cuando lo inimaginable me cruzó y se devoró mis realidades.
Si puedo esperar por siempre esa ráfaga de piel que me dejó estática…

Seguiré esperando porque tus pasos impresionantes se paren en mis tierras
Donde todo duerme hasta que tu esencia llega
Volveré a dormir en un congelamiento eterno
Hasta que tu fuego me derrita y me devuelva la respiración
Si me dejas convertirte en parte de vos, a sentirte adentro.

Soñaré y no me pidas que me detenga
Esto es culpa del destino.
Tal vez pueda cerrar los ojos sobre tu pecho
Y continuar soñando…



2 comentarios:

  1. Como siempre un canto a la inspiracíon. Para leerlo y releerlo.

    Danilo Corsario.

    ResponderEliminar

Reacciona!